martes, 25 de abril de 2017

Manifestaciones de la violencia de género en el sexo


Algunas actitudes durante el sexo implican violencia de género, no lo permitas, haz valer tus derechos, si tienes una relación violenta, busca ayuda o termina con ese vínculo destructivo.

Las manifestaciones más recurrentes en relaciones con violencia de género son:

- Se niega a usar preservativos

El negarse a utilizar condón para sus encuentros sexuales, implica violencia de género, nadie puede ni debe obligarte a tener intimidad sin que estés de acuerdo con todos los términos. Incluso si primero te dice que sí y luego se lo quita o no se lo pone ¡aguas! No te expongas así y di NO.

- Te niega el derecho de usar métodos anticonceptivos

Si no te permite utilizar algún tipo de método anticonceptivo, estás siendo víctima de violencia de género en tu relación de pareja. Usar el método que mejor te parezca o más te convenga es un derecho que nadie puede negarte, además que es parte del empoderamiento hacia tu cuerpo, decisiones y cuidado a tu plan de vida.

- Te exige prácticas sexuales que no te gustan

Nadie, ni tu relación “estable”, puede obligarte a hacer algo que no te guste durante sus encuentros sexuales, sólo tú decides qué hacer, es tu cuerpo y sólo tú decides sobre cualquier cosa relacionada con él. Es un abuso, así se llama y lo debes tomar con la misma seriedad.
- Te presiona

Te hostiga a tener relaciones sexuales, presiona para que tengan intimidad, aunque tú no tengas ganas ni deseo.
- Solicita o exige tus claves de redes sociales o acceso a tus dispositivos móviles

¿Piensa que le ocultas algo? La desconfianza y celos son emociones naturales y justificables cuando hay indicios de que algo no va bien; pero cuando todas las actitudes de desconfianza no tienen ni bases y son recurrentes hasta la obsesión, estás en una relación destructiva y con violencia.

- Piensa o te hace sentir de su propiedad

No eres materia dispuesta para sus antojos y tampoco eres de su propiedad. Busca tu interdependencia, estar bien en soledad y en compañía; si te dice frases que te hacen sentir en una jaula ya estás un pasito adentro de dejar tu libertad en sus manos.

Busca ayuda, nadie merece un trato desequilibrado y de maltrato; nosotros te podemos ayudar.


martes, 18 de abril de 2017

LUGARES IDEALES PARA UN RAPIDÍN


Cuando se trata de echar pasión cualquier momento y lugar es bueno.

No sólo por cambiar la rutina, sino que hay veces en que una cosa lleva a la otra y pues con permiso. Las ganas tienen que atenderse. Es por eso que hemos pensado en algunos de los lugares que se prestan para echarte un rapidín.

En el baño

No importa que sea de un restaurante, de una escuela, del centro comercial, de un antro, cualquier baño es bueno, siempre y cuando estén limpios (ok, a veces eso puede echar a perder la pasión). La posición ideal es de pie y de espaldas para aprovechar el espacio y la poca movilidad.

En el parque

Si el helado no les quitó el calor, busquen algún espacio solitario o por lo menos lejos de los niños (nadie tiene la necesidad de verte echando pasión, menos ellos que aún no están preparados para entender estas escenas), uno como sea, pero piensa en las criaturas.

En la recámara de tus suegros

Sin duda de las mejores camas después de las de los hoteles, los suegros siempre les invierten a los colchones y qué mejor que los puedas disfrutar alguna que otra vez y poder sonreír discretos cuando estreches su mano al saludarlos. Cuida los horarios en los que ellos llegan a casa… queremos verte con vida.

En la alberca

En la alberca es súper hot, todo se presta para ese momento, los cuerpos son más ligeros en el agua, el outfit es amigable, aplicas la ropa que se quita y pone fácil y listo. Recuerda usar un lubricante a base de silicón para que no se diluya tan rápido porque el agua diluye la lubricación vaginal y se puede volver un poco incómodo el momento por la fricción.


En el carro

El carro es la más noble de tus inversiones, una auténtica prolongación de tu casa, busca el ambiente que más te guste y a darle rienda suelta a tus bajos instintos. Es propiedad privada y puedes hacer en él lo que quieras… evita manejar mientras le pones, los demás no queremos ver algún accidente.


En las escaleras

Sólo ten en cuenta que no sean horas pico donde suban y bajen los inoportunos o que sean de algún lugar con elevador y por lo mismo nadie las quiera utilizar, los escalones hasta ergonómicos te pueden parecer con la práctica.

En el elevador

Elige el elevador de un edificio alto, si bien son rapidines no servirá de mucho subir dos pisos, a menos que sea el de tu casa o de tu trabajo y sepas perfectamente cómo se detiene y cómo volver a poner en funcionamiento.

En el cine

Escoge una película de arte en un cine comercial, la mayoría de las veces están casi vacíos, las matinés también son otra opción, los asientos se prestan a muchas posiciones, además de que la oscuridad los puede desinhibir y el sonido seguro camuflará sus gemidos o respiraciones profundas. No vayas a dejar pegajoso el asiento, ten tantita consideración a las demás personas.


En un bosque

Si estás en una carretera o fuiste a acampar, qué mejor que brindarle un ambiente lleno de naturaleza a tu pareja, lleva una cobijita para que no terminen llenos de tierra y vegetación. El pasto incrustado en la piel o en tus genitales no es cómodo, en serio.

En un antro

Tú, ella, las luces, la música, entonados, no hay nada que perder, es seguro que no serás al primero al que cachen. El baile suele prender los ánimos de una manera sorprendente.

En un avión

Es una fantasía muy recurrente, es un espacio pequeño, aún así merece la pena arriesgarse a un oso cuando te cachen.
En la oficina

Evita las oficinas con vidrios por todos lados, esta decoración feng shui combinada con los módulos tipo “soy una res Godín” ya no permite la discreción de antes, cuando sólo cerrabas la puerta y hacías buenas chambas en la oficina.

En un taxi

Siempre y cuando el taxista esté de acuerdo en presenciar tus gemidos, hazlo en el taxi. Puede ser una experiencia única y seguro será una gran anécdota para todos los involucrados.

Y ustedes, ¿qué otros lugares nos recomiendan?


martes, 11 de abril de 2017

La puntita sí embaraza


Es muy común el mito de que la primera vez no pasa nada, surgen frases como: “qué tanto es tantito”, “nomás la puntita”, “me salgo rápido”, “la primera vez no pasa nada”, entre otras (conforme las generaciones avanzan, avanzan también los pretextos basados en la ignorancia).

Toda relación sexual sin protección tiene riesgo de embarazo. Las posibilidades de un embarazo existen desde el primer encuentro sexual, además del riesgo de contraer alguna infección de transmisión sexual, te aseguramos que no quieres comprobar lo contrario.

Mejor ponle seguro y disfruta de cada experiencia sexual, ya sea la primera o la décima, no importa el número, es mucho mejor hacerlo con protección y sólo ocuparte de complacer los deseos de tu pareja y los tuyos, que estar con el miedo durante días suplicando que llegue el día en que por fin te baje.

¿Para qué te la juegas? Mejor #PonteCondón o busca una alternativa de anticoncepción de largo plazo como un DIU o implante (ambos hormonales).

Llama al 01 800 286 9314 para que te ayudemos a buscar a un ginecólogo o chatea con nosotros en http://www.dkt.com.mx/ para que elijas la opción anticonceptiva que sea mejor para ti y dejes de sentir miedo y te dediques a disfrutar.